viernes, 19 de diciembre de 2008

Feliz Navidad... y gracias!

.


Ayer, al entrar en la Diputación, observé cómo los operarios daban los últimos retoques al belén que, como cada año, nos ofrecen en el patio principal. Lo primero que me vino a la cabeza fue un inevitable "parece que están jugando" y seguramente para ellos ésta sea una de las pocas oportunidades de poder realizar un trabajo con la sensación de que forma parte de un juego, algo que, después de realizado, despierta una gran sonrisa de satisfacción.

En La Linterna sentimos algo parecido y por eso, a pesar de las dificultades, no perdemos la sonrisa.

Os deseamos a todos para el 2009 una mirada inocente y generosa, una forma de comunicaros limpia y transparente y mucha ilusión y valor para luchar por aquello que queréis.

Por nuestra parte queremos empezar el año con la misma pureza de la que goza el niño Jesús de esos belenes. Por eso agradecemos hasta la extenuación todo el apoyo que nos habéis dado (colaboradores, anunciantes, lectores, familiares, amigos...) y también pedimos disculpas por aquellos errores que, por desconocimiento, falta de tiempo o agotamiento físico hayamos podido cometer... Y por los que cometeremos, porque eso significará que seguimos trabajando.

Además del belén de la Diputación, podéis visitar otros muchos en Segovia estos días. Y observad cómo los miran los niños.

Un fuerte abrazo y feliz Navidad.


NAVIDAD EN CAJA SEGOVIA
Belén Monumental del vallisoletano José Mª Villa
Torreón de Lozoya
Hasta el 6 de enero

BELENES DEL MUNDO. LA NAVIDAD EN PORTUGAL
Sala de exposiciones de la Casa del Sello Real de Paños
Cámara de Comecio ( San Francisco, 32)
Hasta el 7 de enero.



No me canso de escucharla y os la vuelvo a regalar:

9 comentarios:

Anónimo dijo...

La fotografía es preciosa!!!!
Es la imagen de la magia y la inocencia
Alicia

Anónimo dijo...

Feliz Navidad, de nuevo, Linterna. Me parece precioso que mencionéis la Diputación Provincial, que es la casa dónde yo trabajo. El belén ya está hecho, y como bien dice Alicia, no es un juego. Para nosotr@s es un emblema, es como el reloj que marca las horas, y que nos dice que el tiempo no existe cuando el trabajo está realizado, como es este caso, con amor. Todo lo demás no importa y no tenéis que pedir disculpas por nada. Aquí también cometemos errores, no os creáis, pero entre todos conseguimos salir adelante.Los errores son humanos, y también saber perdonarlos. Y olvidarlos.
Gracias Linterna por una entrada tan preciosa, tan emotiva, y una vez más, !Feliz Navidad!
Pilar Murias. Técnico de Juventud. Diputación Provincial de Segovia.

La Linterna de Segovia dijo...

Gracias Pilar.
Espero que disfrutes mucho de las Navidades. Ya sea aquí o allende la Sierra de Guadarrama.
;-)

mmarin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Enhorabuena a todo el equipo y Feliz Navidad.
Seguid así. Lo estáis haciendo genial!

Gema

Anónimo dijo...

Por favor, ¿podríais poner en algún sitio del blog los lugares donde se puede conseguir la revista?
Gracias :-)))
Almudena.

Carla dijo...

Paseando por los blogs me encuentro con esta entrada y la figurita me recuerda una princesa o emperatriz de otros mundos. Es bonita y cósmica a la vez.Podría ser perfectamente el ángel hada de un belén con su traje blanco.O el duendecillo que le hacía de noche los zapatos al zapatero pobre a costa de su agotamiento. Es tiempo de vacaciones y de descansar. Empezaremos el año como recién bañados.
Viva la vida, por supuesto.
!Felicísima Navidad!

Anónimo dijo...

Buenos y felices días, Linterna:

Tienes buen gusto y dulzura hasta para felicitarnos la Navidad. Para algunas personas la Navidad es un momento triste en el año, quizá porque se dedican a recordar (rumiar) lo que no tienen o a quien les falta con nostalgia y dolor. Para mi es un momento de recordar que puedo creer en cosas imposibles, que puedo soñar con cerrar los ojos y que desaparezca lo que no quiero y aparezca lo que siempre he querido. Trato cada año de inventar algo nuevo para quienes quieren divertirse conmigo, y para quienes no, trato de sorprenderles con el ánimo de que sonrían. Es mi época favorita del año, sonrío más (si eso es posible), doy más besos y abrazos, tengo buenos deseos y vivo con la inocencia y alegría de una niña; esto todo, con la conciencia de una adulta de más de treinta lo que me hace disfrutar también por treinta. Reservo días de vacaciones para Navidad con toda la idea de consumir mi tarjeta en ilusiones y sorpresas y, al final, la más sorprendida suelo ser yo.
En cuanto a los errores, dicen que son oportunidades de aprendizaje y crecimiento y quienes los ven están demasiado ocupados en mirar a los demás de reojo. Reconocer fallos te convierte en humana, comprensiva, cercana, humilde, perspicaz, amable y cosas que no contaré por aquí. Es un placer tenerte cerca porque si yo me ilusiono con facilidad, tú me ayudas a que se convierta en una montaña rusa. Cerraré este año con la magia que se merece y lo empezaré con un ritual de agradecimiento al nuevo año que viene cargado de proyectos alucinantes.
Gracias "Lucecita" por brillar tanto para tanta gente. Un besote

Jewel dijo...

Hoy va de amigas.
Ya me lo advirtió Sara en una carta, que esta linterna era "una nueva luz que nos alumbra las cosas que puedan hacernos más felices". Y es que cuando uno pierde lo que más quiere lo busca hasta en las entrañas de la tierra, escarba con los dientes y las uñas, trepa por los montes más escarpados y hace frente, como nuestro amigo Sparrow-wonka ( el que no lo conozca puede empezar a bloguear) todas las tempestades.Lo eterno es eterno.
Y si no que recuerde Sara una canción que le fue enviada después de un verano no muy feliz:"En medio de la tempestad" de una tal Gloria. Quien me iba a decir (Ay que me sale el Bisbal) lo fiel a la realidad que iba a ser esa premonición.

Yo ahora salgo de un tunel muy oscuro, estoy todavía tambaleante y no me creo lo que me está pasando. Le pido a Sara comprensión conmigo, voy a estar muy sensible y aunque me "comen las ganas" de volver, y no a Madrid, precisamente,necesito fuerza para este alucinante alunizaje.

Y hablando de canciones le digo a Sara, que en el fragor de la batalla del viernes dije que nuestras canciones eran horteras. Ni mucho menos, perdóname,por favor. Eran( y serán ) las más hermosas del mundo porque gracias a ellas nos mantuvimos vivas y unidas por ese lacillo dorado que une nuestras manos cada noche.

Quiero volver a tu risa, Linternilla, eso ha sido mi terapia integrativa todos estos años.

¿ Sigue igual ?