lunes, 27 de abril de 2009

1 comentario:

Amando Carabias María dijo...

Cualquier camino hacia la solidaridad y la justicia es necesario y hermoso. No importa lo duro o largo que sea. Las palabras grandes, para que no se vacíen de contenido necesitan nutrirse de pequeños actos.
Un abrazo.
Ánimo