domingo, 8 de marzo de 2009

A todas las mujeres y todos los hombres


Ilustración de Raúl Allen

“El día en que una mujer pueda amar no en su debilidad sino en su fuerza, no escapar de sí misma sino encontrarse, no humillarse sino afirmarse, ese día el amor será para ella como para el hombre: fuente de vida y no de peligro mortal”.
Simone de Beauvoir

La Organización de Naciones Unidas reconoció el 8 de marzo de 1975 como el día en el que se unieran todos los continentes, sin entender de lenguajes, fronteras, colores ni culturas, para homenajear a los miles de millones de mujeres corrientes que con sus vidas, han ido construyendo la Historia y la Civilización.

La celebración hunde sus raíces en la lucha de la mujer por participar en todos los aspectos de la sociedad en plena igualdad con el hombre. Ha sido y sigue siendo un largo camino. Queda mucho por recorrer y el estado de la situación varía mucho por paises y áreas geográficas. (Fuente: hoymujer)


11 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay mucho camino recorrido, pero también mucho por recorrer. Y a veces no lo vemos porque las mujeres que sufren no se muestran, y sí las luchadoras, por eso a veces parece que el problema no existe.
No las dejemos en la sombra, por favor.
Un saludo a La Linterna.
MªCruz

Anónimo dijo...

Cuando doy cursos a diversos profesionales y hablo de la desigualdad, escucho cosas como: "¿Qué mas queréis las mujeres?". Es como si nos estuvieran concediendo o prestando algo que no nos perteneciera igual que a ellos. Afortunadamente, las cosas han cambiado mucho. Gracias a que muchas antes que nosotras abrieron camino, yo (y todas las personas) ahora podemos continuarlo. Me encantaría que esto no siguiera siendo una lucha, sino que la igualdad fuera un espacio de encuentro y de compartir entre hombres y mujeres. Está en nuestras manos alumbrar el camino a otras muchas mujeres que no saben por dónde empezar. Un saludo a La Linterna y muchas gracias por su entrada de hoy. Por cierto, FELICIDADES, MUJER
Ana

Marina dijo...

Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

Y si Dios fuese mujer. Mario Benedetti.

Un gran abrazo a la Linterna y todos los lectores.

Anónimo dijo...

!Que fuerza tiene esa poesía y qué fuerza las mujeres luchadoras!
Posiblemente si la mujer fuera Dios no habría tanta violencia ni tantas injusticias en el mundo.
Lo afirma un feminista convencido.
Un abrazo.
Henry.

La Linterna de Segovia dijo...

Genial Benedetti, y geniales vosotros también.
Gracias por vuestros comentarios.
Un fuerte abrazo.

Biblio dijo...

!Hombre, lo de ser Dios se le agradece a Benedetti!, pero...Ya me conformaría yo con que se nos reconociera en nuestros puestos de trabajo,en la desprestigiada e infravalorada labor de ama de casa,en el cuidado de los hijos,el no tener horario, etc, etc...
Pero vamos, lo de ser diosa, como que no estaría nada mal...ja, ja,...
Abrazos y libros.

Milhaud dijo...

Yo también me animé a dedicarle el día a la mujer esta vez... intentando llevarlo a mi campo musical, con "Salir Corriendo" de Amaral.

Queda mucho, pero vamos mejorando.

La Linterna de Segovia dijo...

En ese sentido y yéndonos al extremo hay una canción que es clara y fuerte como la voz de Pasión Vega:
http://www.goear.com/listen/fd8bd59/Maria-se-bebe-las-calles-Pasion-vega

Yolanda dijo...

Maravillosas canciones, Milhaud y Linterna. Sirvan de canto al valor, la libertad individual y la justicia.
Y si María me deja...!me voy con ella!
Un beso muy grande, linterneros (o linternistas).

Wing tjun dijo...

En todos los comentarios no veo que haya todavía ninguna alusión a las mujeres del Tercer Mundo, no las olvidemos, por favor, son las más discriminadas.
Su marginación es infinitamente más grande, pues a las desigualdades ya habituales, incluidos los malos tratos como derecho adquirido del hombre, hay que añadir las que provocan la religión en su versión más fanática,la perpetuación de las tradiciones salvajes y bárbaras, tales como las lapidaciones, la ablación, o las quemaduras por ácido, y desgraciademente en todos estos países existe un dominio absoluto de una sociedad patriarcal que irremediablemente nos lleva a recordar la época más oscura del medievo o incluso la prehistoria. En estos países el sometimiento de la mujer al hombre es total, se les niega cualquier derecho, y su dignidad como persona y ser humano es inexistente.
No nos olvidemos de que están ahí,parece que muy lejos, pero basta coger una avión para comprobar que están más cerca de lo que pensábamos, que son mujeres como nosotras y no hay más que mirar a sus ojos para ver la tristeza y el sufrimiento que están padeciendo.
Gracias por aceptar mi comentario.
Un fuerte abrazo.

La Linterna de Segovia dijo...

Tienes toda la razón. Lo más triste es que aún hay gente que duda de si hay desigualdad...
Sólo hay que mirar un poco más allá.
Un abrazo.