miércoles, 18 de febrero de 2009

Aprender a crear



Resulta que el 2009, el año de la crisis -llamado por algunos el año de los desafíos- es también el Año Europeo de la Creatividad y la Innovación, y no es por casualidad.

Obviamente la situación no gusta a nadie y todos esperamos que las cosas se vayan calmando poco a poco, pero también es cierto que ESTO ES LO QUE HAY, y si dejamos ya de tirarnos de los pelos y aceptamos que la nueva situación viene a darnos un bofetón necesario, podremos empezar a tomar decisiones sobre la realidad, no sobre el deseo de que todo vuelva a ser como antes.

Aceptemos que estábamos viviendo como niños inconscientes, creyendo que la teta siempre iba a estar ahí, y adaptémonos a una nueva conciencia que es imparable y que quiere un mundo sustentado por el conocimiento y la especialización, la responsabilidad con la sociedad y el medioambiente y el reparto equitativo de los recursos.

Eramos una Sociedad que se dedicaba a consumir y a destruir sin remordimiento. Toda esa energía ahora toca dedicarla a innovar y a crear nuevos modos de hacer las cosas. Se lo debemos al mundo.

· Boden, Margaret A. La mente creativa. Mitos y mecanismos. Gedisa. Barcelona, 1994

· Buzan, T. El libro de los Mapas Mentales.Ediciones Urano, Barcelona.

· Csikszentmihalyi, M. Creatividad. El fluir y la psicología del descubrimiento y la invención. Paidós psicología, Barcelona

· Marina, José Antonio. Teoría de la inteligencia creadora. Anagrama. Barcelona, 2001

· Michalko, M. Los secretos de los genios de la creatividad. Gestión, Barcelona.

· Puente Ferrreras, A. El cerebro creador. Alianza Editorial, Madrid

· Sikora, J. Manual de métodos creativos. Kapelusz, Buenos Aires


13 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo soy uno de los "damnificados" por la crisis. Me despidieron y entré en una crisis bastante gorda. Después me paré y busqué cursos de lo que me gusta de verdad: la jardinería.
No sé si encontraré trabajo nada más terminar de estudiar, pero me lo voy a currar mucho y de momento me hace muy feliz hacer por fin algo que me gusta.

Natalia Martin Cantero dijo...

Enhorabuena por el blog y por la revista. Espero que contribuya a dar un poco más de marcha a una ciudad tan necesitada de cultura como Segovia, donde hasta los cines emigran a las afueras.

Un saludo,
Natalia Martín Cantero

Barbara dijo...

Lo importante es que las mentes occidentales se vayan adaptando poco a poco a que "esto es lo que hay", no es una frase tan definitiva y lapidaria, como en apariencia podría resultar.Todo tiene solución.
Pero la deseada innovación requiere de un conocimiento exahustivo previo de la situación en la que uno se mueve, para no incurrir en errores posteriores de dificil solución.
Innovación y creatividad, dos cualidades incuestionables, pero
que precisan de una gran confianza y seguridad a la hora de tomar decisiones, conocer el terreno que se pisa palmo a palmo, como el jardinero anónimo.
Con esa sencilla receta creo que el éxito está asegurado.
Muchísimas gracias por la bibliografía recomendada.
Un saludo afectuoso.

Anónimo dijo...

Yo animo a innovar a los empresarios para salir de la crisis. Yo, acabo de ganar un premio a la Creatividad Empresarial en una zona rural muy deprimida, dónde resido.
Sólo hace falta ponerse para que uno descubra el creador que lleva dentro.
!Te llevas cada sorpresa!
Alvaro P.

Anónimo dijo...

Hola linterneros.Creo que teneis toda la razón del mundo. Tenemos que intentar no dejarnos bombardear por todos aquellos que no paran de lamentarse con la crisis.Comienza una época dónde tenemos que crear cosas mágicas y realizar proyectos inimaginables, llenos de creatividad y esperanza. Construyamos un mundo mejor, ahora que nos dan la oportunidad.

Un saludo
Luis Garcia

Gael dijo...

Me encanta leer cosas como esta (propuesta y comentarios)
Y porque el pensamiento creativo está ahí pero hay que saber quitarse el tapón... y porque para eso hay que tener práctica... yo os recomiendo una página chispeante:
www.neuronilla.com

Yolanda dijo...

Gracias a La Linterna por ese metafórico tirón de orejas a las sociedad occidental. Nos lo merecemos, nosotros que tanto tenemos y tanto nos quejamos.
Gracias a Gael por la "neuronilla".Genial.

La Linterna de Segovia dijo...

Gracias a todos por vuestras aportaciones.
Creo que es importante recuperar la alegría porque la vida debe ser, en la medida de lo posible, algo emocionante y que nos haga vibrar.
Un fuerte abrazo.

jorge dijo...

Un bonito y certero análisis, tan necesario ahora y siempre...pero quizá más en estos momentos, para no olvidarlo cuando las cosas vuelvan a cambiar.

Gracias mil

Sergio Bernués dijo...

Hola a todos:

Realmente es fundamental invertir en creatividad ahora y siempre, pero como decía Einstein: "En momentos de crisis la imaginación es más importante que el conocimiento"

Un saludo

Anónimo dijo...

Es fascinante el mundo de la creatividad, si realmente arriesgamos en innovación. Intuyo que cuando se toma una decisión que parece equivocada pueda provocar pavor en el emprendedor
( en mi caso, tengo una empresa proveedora de telefonía móvil que tuvo una gran crisis en febrero del pasado año, pero con creatividad, ilusión y mucho esfuerzo se va solucionando desde finales de año).
Para salir de la crisis es prioritario recuperar inmensamente la confianza en los productores, proveedores etc, y sugerirles que colaboren con él de igual a igual. Es un feed-back ecuánime de riesgo-riesgo, con resultado final de éxito certero. Si no expones, nunca ganas. Así de simple.
Enhorabuena por la Linterna.
Un abrazo fuerte desde Cáceres.
Angel Pastor de Merino.

Lola dijo...

Gracias Linterna.
A mi me gustaría aportar un poquito de poesía a todos vuestros interesantes comentarios.

Os pongo un poquito de Benedetti que es mi poeta preferido.


DEFENSA DE LA ALEGRÍA

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría

Almudena dijo...

Maravillosa poesía, Lola.
Coincido en tu gusto por el poeta.
Un abrazo total a La Linterna.